16/3/08

Aquella vieja mansión abandonada

Llevábamos un rato corriendo sin parar por el bosque. Aquel siniestro personaje no dejaba de perseguirnos, y no sabíamos como despistarle. Cada vez Nube y yo estábamos más cansados, teníamos que encontrar algún sitio para escondernos o nos daría caza. Estábamos llenos de arañazos de correr entre las zarzas, mi brazo sangraba un poco después de no poder esquivar una rama cuando quisimos cambiar de dirección.

Miré hacia detrás, no se le veía, así que paramos para recuperar el aliento. Nube se sentó en una piedra, yo me quedé de pie respirando profundamente. Mis ojos se quedaron fijos en un matorral, detrás había un viejo tronco desnudo, yacía muerto en el mismo sitio donde nació, hueco en su interior, sin vida. Me acerqué, retiré el matorral y observe que esa podía ser nuestra salvación. Cogí la mano de Nube, atravesamos el matorral, intentando no abrir sus ramas demasiado para que no se notase que alguien había pasado por encima, y agachándonos, nos metimos en aquella pequeña cueva de madera. Al entrar con facilidad noté que aquello era muy profundo, así que saqué la linterna que llevaba en la mochila…

¡Aquello no era un simple hueco!

El hueco seguía y seguía hasta más allá de lo que podía alumbrar mi pequeña linterna y hasta podíamos permanecer en pie, ya que era la suficientemente alto.

- Oye, ¿Disimulamos la entrada con unas pocas hojas y nos adentramos para ver hasta dónde llega esto? – le dije a Nube.

- Tiene muy buena pinta esto, igual no salimos de aquí je je je –dio un pequeño suspiro y continuó hablando- Con tal de perder de vista a “aquello” hago lo que sea.

Cogimos unas pocas hojas y tapamos un poco la entrada de aquella especie de túnel que habíamos encontrado. Era genial, como sacado de un cuento de fantasía, seguíamos caminando y el túnel no acababa, nos mirábamos maravillados de lo que habíamos encontrado. Entonces Nube me cogió del brazo, me giró, y me dijo:

- Gorka, he pasado mucho miedo – Dijo mientras una lágrima comenzaba a surcar sus mejillas.

- Ya pasó todo cariño –nos fundimos en un abrazo- ahora disfrutemos del nuevo mundo que hemos encontrado.

Me dio un beso en los labios, cogió mi mano y seguimos caminando.

Allí dentro tan solo estaba el tronco, hasta que unos minutos después, comenzaron a acompañarnos flores de miles de colores en las paredes, adornando el lineal decorado de aquel interior. No sabía cómo podían crecer allí dentro sin la luz solar…

Luz……..

Nos miramos… sonreímos.

- Parece que vamos a salir de nuevo- dije deseoso de conocer lo que nos iba a deparar nuestra salida al exterior de aquel pasaje.



Llegamos a lo que parecía la salida. Pero era pequeña y estrecha por lo que tuvimos que agacharnos un poco para salir, asomé la cabeza y salía a un pequeño camino de piedras, seguíamos en el bosque, pero había cambiado la vegetación, el paisaje era más tupido y el musgo cubría gran parte de los troncos de los arboles. Seguí el camino con la vista y me quede perplejo. Había una vieja mansión, parecía abandonada. Estaba cubierta en gran parte de hojas de enredadera de un verde profundo y por ramas de los arboles colindantes. Tan solo se veían viejas ventanas de madera y la puerta, un portón sobrio con un picaporte oxidado. Estaba entreabierta, con una cortina natural, que por el abandono, había tapado algo la entrada.

Salimos de allí, Nube se quedó parada y me dijo:

- - Gorka, esto es un sueño… Es precioso, parece sacado de cualquiera de mis libros.

- - El abandono de esa vieja mansión le ha dado un toque onírico digno de cualquiera de los autores de tus libros. ¿Entramos?- respondi.

- - ¡¡¡¡¡¡¡Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!

Fuimos avanzando hasta la entrada de aquella vieja mansión, la cantidad de vegetación que la cubría, dejaba claro que la casa hacia mucho que estaba abandonada. Comenzaba a hacerse de noche, por lo que si era posible, tendríamos que dormir allí.

Llegamos a la puerta, enfoqué dentro con mi linterna.

- - Nube, ¡Mira esto!

Se acercó, y una expresiva mueca de sorpresa cubrió su rostro.

Lla mansión formaba parte del bosque. Los árboles se habían colado por las ventanas, plantas de todo tipo constituían una colorida alfombra. El paso de los años había engullido aquella mansión, que antaño sería símbolo de una época de esplendor de una familia que por alguna razón se había deshecho de ella.

Entramos, y fuimos mirando todas las estancias de la planta baja, nadie había estado allí en mucho tiempo.

- - Vamos al piso de arriba, igual tenemos suerte y hay camas, aunque creo que hasta podríamos dormir sobre esta alfombra de plantas- le dije.

- - Calla, calla, ahora sólo me apetece abrazarte y descansar un poco y bien, asi que si hay un colchón mucho mejor- me respondió cansada pero con los ojos abiertos ante tanta nueva experiencia.

Cerramos la puerta de entrada y nos subimos al piso de arriba. Cuatro habitaciones estaban con las ventanas rotas por las ramas, los muebles carcomidos y con moho, al igual que los baños. Solo quedaba una habitación habitable, había una cama de matrimonio con telas encima, todo estaba intacto, parecía que para esa habitación no había pasado el tiempo…. Después de cómo había empezado el día la suerte estaba de nuestro lado ahora.

Había luna llena, y sus rayos entraban tímidamente entre las cortinas. Sentimos un leve golpeteo contra los cristales, estaba empezando a llover.

- - Gorka, vamos a dormir, no puedo más.

Quitamos el polvo a las telas y nos acosamos. Nube me dio un beso en la mejilla, me abrazó y cerró los ojos. Yo me quedé mirando al techo, pensando en cómo habíamos llegado allí, pero no conseguía recordar nada…

[to be continued]

3 comentarios:

El insecto dijo...

jejeje, sin contacto alguno tenemos puntos en comun que cosas, es curioso, no tanto como lo del trivial, que miedo.

Buaa por un momento he visto la mansion recubierta de arboles y vejetacion, como me gusta el llevar de tus historias, espero ese To be continued con ansia y con gusto.

Y con esta van 5, como vas evolucionando, tengo ganas de más =)

La musa embotellada dijo...

CONTINUARA????, que wapo, le tengo ganas, a ver que acontece en la casa.

Emm, ¿que pasa con Nube? hace poco estaba em caramelolandia...y ahora aqui?, jejeje.

Molta bona Marcos!
Muack!! (chupada de dedo a lo Ricki)

Vincent y su Burbuja dijo...

se ha convertido en mi fetiche :P pero no es la misma, y si lo es, ahora es mayor xDDDD


es que necesitaba más espacio, asi que he decidido dejarle el final abierto